top of page
Buscar

HABLEMOS DE DEPRESIÓN

Mucho se habla de la depresión, pero su desconocimiento, los mitos, los prejuicios, el estigma y la incomprensión hacia quienes lo padecen, son enormes.


La depresión es un trastorno mental caracterizado por un bajo estado de ánimo y sentimientos de tristeza, asociados a alteraciones del comportamiento, del grado de actividad y del pensamiento.


Síntomas

Los síntomas dependiendo de la gravedad, son una disminución de la autoestima, de la confianza en sí, angustia crónica, una culpabilidad injustificada, sentimientos de inutilidad, ideas de muerte y de suicidio, dificultades de concretarse, problemas para dormir, pérdida del apetito y placer en actividades que antes lo generaban.


Existen diferentes tipos de depresión:

  • Depresión mayor: llamada también depresión clínica o simplemente depresión

  • Depresión posparto: las mujeres tienen un riesgo de depresión durante el embarazo y durante el año siguiente al parto

  • Melancolía: es una forma severa de depresión en la que muchos de los síntomas físicos de depresión están presentes.

  • Depresión psicótica: la persona puede perder contacto con la realidad y experimentar psicosis.

  • Trastorno afectivo estacional: se refiere a un tipo de depresión que ocurre en cierta época del año.


La depresión puede consumir tu energía hasta el punto de agotarse y no querer hacer nada. Esto hace que a veces resulte difícil reunir la fuerza necesaria para conseguir motivación, sin embargo, puedes seguir estos consejos prácticos para superar la depresión y ayudarte a experimentar una sensación de bienestar general:

  1. Mantente activo: el ejercicio te da energía y alivia las hormonas del estrés. Incluso 15 minutos de actividad física pueden darte beneficios para lidiar con la depresión.

  2. Reta tus emociones tristes: escribe un diario. Esto puede ayudarte a seguir tus cambios de humor, puedes sorprenderte de que tienes más momentos o días buenos de lo que pensabas.

  3. Consiéntete: haz cosas que antes te han hecho sentir bien. Esto puede ser darte un baño largo, pasar tiempo con su mascota o leer tu libro favorito

  4. Toma la luz del sol diariamente: la luz del sol puede aumentar los niveles de serotonina y mejorar tu ánimo. En la medida de lo posible, sal durante las horas de sol y recibe la luz directa por lo menos 15 minutos al día.

  5. Únete a un grupo de apoyo y asiste a terapias psicológicas: es una buena manera de compartir y conocer a otras personas que atraviesan las mismas dificultades y que saben que necesitan ayuda profesional.


La depresión, la ansiedad y los ataques de pánico. No son signos de debilidad. Son signos de haber intentado ser fuerte durante demasiado tiempo. Nadie lo entiende hasta que lo pasa.






15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Post: Blog2_Post
bottom of page